Responsabilidad Social: Hacer las cosas bien!!!

Responsabilidad social es hacer las cosas bien con #actitudyacción.

La Responsabilidad Social (RS) es un término que está siendo últimamente muy sonado en el entorno empresarial. Se ha venido imponiendo como una moda que viene y se va, sin comprender que la Responsabilidad Social es una filosofía, un estilo de vida, un modo de ser, una actitud que ha llegado para quedarse y para reinar porque está basada en valores que deben ser los cimientos de cualquier estructura empresarial. Una actitud que debe ser voluntaria y que requiere del compromiso de todos los miembros de la organización desde la cabeza hasta los pies.

La Responsabilidad Social está basada en tres factores fundamentales: Factor económico, factor social y factor ambiental. Y, dentro de sus principales protagonistas se encuentran, entre otros, la comunidad, los accionistas, los proveedores, los empleados y, claro está, los clientes de los cuales dependen las empresas para asegurar su existencia, crecimiento y beneficios económicos.

Generar beneficios económicos está claro que es el objetivo primordial de cualquier empresa. Para eso existen pero, no por ello esto es la excusa para olvidarse de su gente, del medio ambiente y de la importancia de cada uno de los grupos de interés, que directa o indirectamente, tienen relación o intervienen en el desarrollo diario de su actividad.

Grupos de Interés

A fin de generar más y mayores ingresos para los accionistas las empresas deben esforzarse al máximo por cuidar de sus clientes y buscar su máxima satisfacción ofreciendo productos y servicios de excelente calidad.

Han de velar porque los empleados estén muy bien formados, trabajen en óptimas condiciones, se sientan respetados, valorados y se comprometan a dar lo mejor de sí mismos, sean más productivos y hablen muy bien de la empresa porque se sienten parte de ella (Employer Branding).

Deben contar con proveedores que se esfuercen porque las materias primas sean de la mejor calidad, las entreguen a tiempo y al mejor precio recibiendo siempre un trato amable y un pago justo.

Siempre pueden trabajar por conservar una estrecha relación con la comunidad en la que se desarrolla la actividad manteniendo una comunicación fluida un interés sentido por el bienestar de su gente.

Y, es importante cuidar del entorno para retornar a la naturaleza parte de las bondades que brinda, administrando prudentemente los recursos naturales con los que se cuenta.

Si más allá de la publicidad y el marketing la sociedad reconoce a una empresa como socialmente responsable su imagen se verá beneficiada ante la opinión pública y los clientes la percibirán positivamente como una empresa transparente, coherente, de calidad, respetuosa con el medio ambiente, próspera y por ende la preferirán sobre otras porque … hacer las cosas bien con #actitudyacción da excelentes resultados.