Nativo Digital

VIDEO – Nativos digitales: Con las nuevas tecnologías bajo el brazo

Siempre recordaré una película americana en la que unos jóvenes estudiantes de instituto desde sus casas con sus ordenadores se intercambiaban información usando internet. Yo estaba cursando mi licenciatura de Empresariales y recuerdo que pensé “ojalá tuviera acceso a esa maravillosa tecnología que me ayudaría mucho para hacer los trabajos con mis compañeros y evitar así tener que coordinar agendas para hacer interminables y en ocasiones poco productivas reuniones de grupo”.

Al poco tiempo, cuando esa “maravillosa tecnología” llegó a mis manos para quedarse y luego evolucionar muy rápidamente hacia foros, chats, salones privados, cyberamigos, cafés internet, los modem y las cuentas de teléfono impagables, me fui dando cuenta que ya hacían parte del día a día de mi Universidad, luego de mi trabajo y encontró cabida en mi vida personal ahora en formatos diferentes como los blogs, las redes sociales, WhatsApp, las Apps y por fortuna la fibra óptica.

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación evolucionan cada vez más rápido y para los que somos inmigrantes digitales resulta cada vez más “retador” seguir ese vertiginoso ritmo que algunos, por más que así lo deseen, no pueden. Pero, a diferencia de ellos, para los nativos digitales esto no resulta ningún problema porque nacieron con un e-mail bajo el brazo.

La generación Z nació hiperconectada e hiperinformada. Para ellos los medios de comunicación natural son los ordenadores, los móviles y las tablets. Para ellos el mundo es pequeño y tienen la capacidad de hacer múltiples tareas a la vez porque tienen una habilidad infinita para saberlo y tenerlo todo a un solo click. Para ellos la tecnología es tan importante como saber leer o escribir. Sencillamente, esta generación nació con un chip diferente que les permite adaptarse a nuevos programas, sistemas, aplicaciones y comprenderlos, desarrollarlos, compartirlos y hasta vivir de ellos porque saben utilizar las ventajas de la tecnología a su favor en cualquier parte del mundo.

Ahora bien, lo interesante de conocer la “oscuridad” es que cuando conoces la claridad la valoras mucho más. Y, esa fortuna solo la tenemos los que hemos conocido los LP´s, el betamax, el fax, el beeper y hemos tenido la gran fortuna de hacer trabajos en grupo hasta altas horas de la madrugada entre risas, pizzas y unas cervezas para acompañar la laboriosa velada. En efecto, hoy no sabríamos como vivir sin Google pero, si aún hay, sabríamos buscar en la enciclopedia de casa; tenemos Tablet pero sabemos disfrutar de pasar las hojas de un libro; aunque reconocemos lo maravilloso que es Facebook para conectar con antiguos compañeros sabemos lo grato de hacer reuniones de exalumnos; aunque agradecemos la existencia del e-mail y de WhatsApp sabemos lo que es esperar con ansiedad la carta de amor escrita a pulso por un admirador; nos emocionamos con los videojuegos de última generación y la realidad aumentada pero cuanto nos divertimos jugando pac-man y, definitivamente, aunque valoramos la existencia de tantas fuentes de información con los Blogs de todas índoles recordamos con añoranza leer el diario a primera hora con una buena taza de café.

En fin, son inmensos los beneficios que traen consigo las nuevas tecnologías y el social media pero siempre la esencia debe permanecer intacta sea cual sea la generación de la que hablemos. La esencia de las relaciones personales, de la honestidad, de la empatía, de los pequeños detalles, de la sencillez, del compartir, de la familia, de la hermandad, de la igualdad, de la paz, de la verdad, del amor y del respeto por encima de los millones de bits que existen en la red.

La generación Z vive en función de la inmediatez y de trabajar en comunidad. Dan por sentado que en la red todo está a un click pero, han de saber que en la vida real todo lleva un proceso, que hay que tener paciencia, que todo toma su tiempo, que las cosas llegan cuando tienen que llegar, que los protocolos se pueden mejorar pero siempre existirán, que el trabajo en equipo es fundamental pero que también hemos de ser lo suficientemente autónomos para alcanzar nuestras metas. Deben comprender que la experiencia que dan los años es muy valiosa y genera grandes resultados cuando se combina con las nuevas formas de ser y de hacer. Y, en particular, tendrían que entender que el “poder” que los nuevos medios de comunicación les han dado para hacerse sentir y escuchar, como todo poder, conlleva una enorme responsabilidad.

Nativos digitales ustedes tienen la “fortuna” de haber nacido en un mundo donde el conocimiento es la gran moneda de cambio; en el que la comunicación es bidireccional; en el que las jerarquías desaparecen y en el que es posible trabajar desde casa en aquello que realmente les hace felices, disfruten con ello pero cuando se sientan perdidos en la veloz autopista del ciberespacio hagan click pero para volver al modo manual, para retornar a sus valores, a su verdadera esencia.